Martes 5 de abril

Reflexión sobre el Evangelio

Poco antes Jesús había hablado de su origen celeste y de su naturaleza divina; pero los judíos se resisten a aceptar esa revelación; por eso buscan ahora una declaración aún más explícita: «Entonces ¿quién eres tú?». La respuesta del Señor puede entenderse de diversas maneras; pues el texto griego admite dos sentidos: 1) el Señor confirma lo que había proclamado inmediatamente antes o a lo largo de su enseñanza en Jerusalén, y así se puede traducir «absolutamente», o bien «en primer lugar lo que os estoy diciendo». Esta es la interpretación de la Neovulgata. 2) Jesús indica que Él es el «Principio», término que san Juan utiliza también en el Apocalipsis para designar al Verbo, causa de toda criatura (Ap 3,14). Con ello expresa Jesús su origen divino: ésta es la interpretación de la Vulgata. En cualquier caso, Cristo manifiesta de nuevo su divinidad, reafirmando lo que ha dicho antes, pero sin volver a repetir las palabras que ya han escuchado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s