Miércoles 13 de abril

Reflexión sobre el evangelio

«A casa de fulano y díganle (…)»: Aun cuando la expresión indica una persona, cuyo nombre no se dice, es de suponer que el Señor lo designara concretamente. En cualquier caso sabemos por los otros evangelistas (Mc 14,13; Lc 22,10) que Jesús dio indicaciones suficientes para que los discípulos pudieran encontrar la casa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s