Lunes 16 de mayo

Reflexión sobre el Evangelio

«Pero el Consolador (…) les enseñará todas las cosas»: Jesús ha expuesto con claridad su doctrina, pero los Apóstoles no podían entenderla plenamente; la entenderán después, cuando reciban el Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad que les guiará hasta la verdad completa. «En efecto, el Espíritu Santo enseñó y recordó: enseñó todo aquello que Cristo no había dicho por superar nuestras fuerzas, y recordó lo que el Señor había enseñado y que, bien por la oscuridad de las cosas, bien por la torpeza de su entendimiento, ellos no habían podido conservar en la memoria» (Teofilacto, Enarratio in Evangelium Ioannis, ad loc.).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s