Viernes 29 de julio

Reflexión sobre el Evangelio

«Señor, si hubieras estado aquí…»: Según interpreta san Agustín, la petición de Marta es un ejemplo de oración confiada y de abandono en manos del Señor que sabe mejor que nosotros lo que nos conviene. Por eso, «no le dijo: Te ruego ahora que resucites a mi hermano (…). Solamente dijo: Sé que todo lo puedes y haces cuanto quieres; pero hacerlo queda a tu juicio, no a mis deseos» (In Ioannis Evangelium Tractatus, 49,13). Lo mismo ha de decirse acerca de las palabras de María que poco más adelante relata san Juan.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s