Martes 23 de agosto

Reflexión sobre el Evangelio

Antes el Señor había reprochado a los fariseos su hipocresía en las prácticas de piedad; aquí les echa en cara su simulación en el terreno moral. Los judíos hacían numerosas abluciones de platos, vasos y objetos de mesa, según las condiciones requeridas sobre la pureza legal.

La imagen utilizada apunta a un nivel más profundo: el cuidado de la pureza moral que está en el interior del hombre. Esta es la que primordialmente interesa: limpieza del corazón, rectitud de intención, coherencia entre palabras y obras, etc.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s