Miércoles 14 de diciembre

Reflexión sobre el Evangelio

«Los ciegos ven, los cojos andan…»: La Iglesia, siguiendo el ejemplo del Señor, a lo largo de los siglos ha atendido especialmente a los más necesitados. También en nuestro tiempo los Romanos Pontífices insisten en la responsabilidad de los cristianos ante las situaciones de pobreza creadas en la sociedad actual por la injusticia de los hombres: «El egoísmo y la dominación son tentaciones permanentes en los hombres. Se hace también necesario un discernimiento, cada vez más afinado, para poder comprender en su raíz las situaciones de injusticia e instaurar progresivamente una justicia siempre menos imperfecta (…). La atención de la Iglesia se dirige hacia estos nuevos ‘pobres’ –los minusválidos, los inadaptados, ancianos, marginados de diverso origen–, para conocerlos, ayudarlos, defender su puesto y su dignidad en una sociedad endurecida por la competencia y el atractivo del éxito» (Pablo VI, Carta Apostólica Octogesima adveniens, 14-VI-1971).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s