Sábado 11 de febrero

Reflexión sobre el Evangelio

Jesús repite el milagro de la multiplicación de los panes y de los peces: la primera vez (Mc 6,33-44) actuó al ver una gran muchedumbre que iba como «ovejas sin pastor»; ahora, cuando la multitud le ha seguido durante tres días y no tiene qué comer. Este milagro es una muestra de cómo premia Cristo la perseverancia en su seguimiento: la muchedumbre ha estado pendiente de la palabra de Jesús, olvidándose de todo lo demás. También nosotros hemos de estar pendientes de Él y cumplir lo que nos manda, desechando toda preocupación vana por el futuro, lo cual equivaldría a desconfiar de la Providencia Divina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s