Viernes 23 de septiembre

Reflexión sobre el Evangelio

«Es necesario que el Hijo del hombres sufra mucho»: El Señor ha profetizado su Pasión y Muerte para facilitar la fe de los discípulos. A la vez manifiesta la voluntariedad con que acepta los sufrimientos. «Cristo no ha querido glorificarse, sino que ha deseado venir sin gloria para padecer el sufrimiento; y tú, que has nacido sin gloria, ¿quieres glorificarte? Por el camino que ha recorrido Cristo es por donde tú has de caminar. Esto es reconocerle, esto es imitarle tanto en la ignominia como en la buena fama, para que te gloríes en la Cruz, como El mismo se ha glorificado. Tal fue la conducta de Pablo y por eso se gloría al decir: ‘Lejos de mí gloriarme sino en la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo’ (Gal 6,14)» (San Ambrosio, Expositio Evangelii sec. Lucam, in loc.).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s