Martes 27 de septiembre

Reflexión sobre el Evangelio

Al encaminarse decididamente a Jerusalén, hacia la cruz, Jesús cumple la voluntariamente el designio del Padre, que había determinado que por su pasión y muerte llegase la resurrección y ascensión gloriosa. En el comienzo de su ministerio Jesús había sido rechazado por los de Nazaret; ahora, al iniciar esta nueva etapa, lo es por los samaritanos. Ambos rechazos indican que el cumplimiento de su misión evangelizadora y salvadora no será tarea fácil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s